lunes, 16 de octubre de 2017

El frio en el cuerpo


¿Me puedes explicar que hay detrás de una lágrima?
¿Me puedes explicar que hay detrás de un beso sin ganas?
¿Alguien sabría contarme el secreto de la felicidad?
¿O el deterioro de un sentimiento?
Sabrías contarme mil y una mentiras,
y ninguna sería falsa.
Podrías cantarme canciones
y yo ignorarlas.
Los versos grabados a fuego,
serían borrados con agua.
¿Me puedes explicar que se siente? 
Cuando ya no se siente nada.
Amores convexos,
temores desnudos,
canciones sin letras,
rencores al descubierto.
¿Me puedes explicar que esconden los sexos?
Tan distintos, tan iguales, tan poco sinceros.
¿Me quieres explicar de una vez que ocurre en este mundo que gira?
Que ya no hay espejos. 
Que nadie se mira.
No importan los gestos.
Que ya la piel no se eriza,
cuando se rozan los dedos. 
¿Te puedo contar un secreto?
Aun siento las lágrimas. Aun busco los besos. Persigo la felicidad. 
Y adoro los versos. Cantados lentos. 
Bailar con palabras. Sonreirle al viento. 
¿Me puedes explicar cuánto durará esta frialdad que noto en el cuerpo?
Espero el deshielo de sentimientos de este mundo que vaga sin rumbo, 
mostrando un orgullo propio del envejecimiento.
Explícame, porque no lo entiendo.
Se han de recuperar los piropos.
Sonreirse con vergüenza.
Buscar un paraiso, para declararse de nuevo.
Despertar un primitivo deseo.
Debemos rescatar los sentimientos
del baúl que lo encerraron,
los que no creyeron en ellos.
By Miriam Giménez Porcel. https://elpoderdelasletras.com/


 

 

viernes, 13 de octubre de 2017

Sonrisas de invierno


Te haré subir al cielo cuando creas que te quemas en el mismo infierno.
Te haré recoger los frutos de la cosecha del tiempo, sembrado con amor,
abonado con sentimientos.
Te ayudaré a sonreir cuando creas que tu sonrisa se evaporó en silencios.
Seras mi reflejo, como yo fui el tuyo, en mis momentos de encierro.
Pensamientos oscuros, que deseamos lejos.
Sensaciones extrañas.
Sonrisas de invierno.
Palabras sin sentido.
Discusiones sin tiempos.

Te haré sentir nuevo, cuando te creas muerto.
Vivo, cuando no sientas el cuerpo.
Feliz, cuando lo veas todo negro.
No desfallezcas en este tormento.
Que de todo se sale.
Que todo vuelve.
Que llegarán otros tiempos.
Para volver a creer en nosotros.
En todos. En lo que hoy crees ya muerto.
By Miriam Giménez Porcel.

lunes, 9 de octubre de 2017

la sonrisa de Jessica


Me olvidé de tu presencia.
De tu perfume impregnado en las estancias de nuestra casa.
En tu lado de la cama
y en mi almohada.
Todas las mañanas le robabas unos minutos al reloj.
A los pocos de haber marchado yo.
Y te desperezabas, sola, dejando tu alma.

Hoy no recordé ya tu sonrisa.
Ni tu cara.
Pero si tus manos.
Cada caricia.
Tus palabras.

Tengo miedo de perderte ya del todo.
Tengo sueños donde veo que otros brazos me sostienen.
Y me gusta.
Lo necesito.
Me odio.
Por empezar a reemplazarte.
Por no recordarte tanto.
Porque me repiten que es ley de vida.
Y yo me lamento de tu marcha,
cada día de la mía.
Espérame serena, única, auténtica,
y sencilla.
Que aunque otros labios me sorprendan.
Otras manos acaricien, lo que a ti pertenecía.
Son las tuyas, vida mía, las que siento todavía.
y aunque me repitan que esto es ley de vida,
aun espero tus consejos,
porque nadie me convence.
 Dime Jéssica,
mándame una señal, ¿tú qué harías?
By Miriam Giménez Porcel.

lunes, 25 de septiembre de 2017

Amores dormidos


Desde lejos nos detendremos.
Nos tendremos.
Nos miraremos.
Para después darnos la vuelta y contenernos.
Aun sabiéndonos absorvidos.
Siempre, siempre por los malditos malentendidos.
Sonreiremos para adentro.
Y todo esto no habrá tenido sentido.
O habrá tenido todo el sentido de mundo. 
Porque nunca forzamos un cariño.
Negándonos al olvido.
Intentando lo inimaginable.
Consiguiendo el objetivo.
Comprendiendo que nos quisimos.
Porque negamos que el amor quedó sin mimos.
Porque afirmamos que nada murió, sino que volvimos a ser los mismos.
Superando la etapa del amor dormido.
Desde lejos nos buscaremos,
y continuaremos la vida que siempre tuvimos.
By Miriam Giménez Porcel.

martes, 19 de septiembre de 2017

Gitano mío


Que me quites el sentido.  
Que me arranques a mordiscos mis ropajes. 
Los vestidos por el suelo. 
Dando rienda a lo sentido. 
A lo que siento. 
A lo que sabes. 
A lo que vale.
¡Dios mío!
Por ti, he perdido el juicio.
Y no lamento ni un segundo,
el haberte conocido.

Que me lleves lejos del gentío. 
Que me robes muchos besos. 
Que me rompas la barrera. 
Lo prohibido, y esto crezca. 
Lo que otros no han querido.

Que me muero. 
Que te mueres. 
Que los dos morimos y nadie nos entiende. 
Tanto da. Ya ni quiero discutirlo.
Que eres tú, solo tú, gitano mío.
El que sabe. 
El que busca. 
El que encuentra lo escondido.
By Miriam Giménez Porcel. Para: http://elpoderdelasletras.com/
Fotografía obtenida en la web.

lunes, 11 de septiembre de 2017

No es lo mismo

 

Hay muchas formas de maltratar. 
Y no es necesario que sea levantando la mano.
Hay muchas formas de faltar el respeto. 
Y no necesariamente es insultando.
Reflexiones By Miriam Giménez Porcel. 

lunes, 4 de septiembre de 2017

Un cachito de otros tiempos


Vives con el miedo de que el tiempo se te escapa por las ramas de los dedos.
Lloras impotente. 
No consigues detenerlo. 
Nadie puede.
Te detienes un momento y lo observas todo. 
Esos años bien vividos. 
Esos sueños ya cumplidos. 
Los lamentos, lapidados. 
Los recuerdos, son aun gritos. 
Te repiten, sigo vivo.
Y aun así,
vives con el miedo. 
Te retrasas, con tormentos.
Nada te emociona.
Ya tus retos, no son retos.
Y el concepto de futuro,
queda lejos.
Brota el sentimiento,
de querer recuperarlo.
Todos compraríamos
un cachito de otros tiempos.
Vamos a olvidarnos de ese miedo, de otras épocas, de momentos ya pasados.
Porque duele mucho, aquí dentro, el pensar: "queda menos".
Vamos a querernos.
Valoremos las etapas de la vida.
Recordemos a los que se fueron.
Y encontremos el sentido verdadero.

 
By Miriam Giménez Porcel. Para: http://elpoderdelasletras.com/