martes, 15 de mayo de 2012

HOTELES SIN NIÑOS - HOTELES CON NIÑOS




Ante tanta noticia negativa, en la que se puede comprobar que seguimos dentro de una crisis catastrófica que lo único que nos hace pensar es que no vamos a salir de ella nunca y sólo nos vamos a ver envueltos en revueltas y más revueltas para intentar recuperar lo que nos están quitando, me ha llamado la atención un artículo que cuanto menos me ha hecho pensar un rato en otra cosa que no sea la "santísima crisis".

"Aumenta el número de hoteles que no admiten niños", yo estaba acostumbrada a escuchar aquello de que no admitían perros en los hoteles, pero lo de los niños, me ha chocado enormemente.
Una vez leído el artículo, opino que estoy a favor y en contra de la idea.

En contra de la idea, porque tengo hija (y todo sea dicho, también perro), y siempre me ha parecido perfecto la idea de que existan hoteles pensados para familias, en las que hayan espacios dedicados a nuestros hijos y que las vacaciones sean amenas para todos los integrantes. Se trata de hoteles para niños donde ellos se sentirán libres para imaginar, jugar y explorar. Actividades diarias organizadas por equipo de animadores, donde jugar con más niños y tenerlos controlados.


Como referencia en España disponemos del grupo SOL MELIA

Hoteles para niñosEs una de las principales cadenas hoteleras que llevan adelante la propuesta de los hoteles para niños. Actualmente cuenta con 9 hoteles Sol Picapiedra situados en: Benidorm, Menorca, Mallorca, Lanzarote, Tenerife y Málaga. Sol Meliá firmó un acuerdo con Warner Bros para construir hoteles temáticos inspirados en los dibujos animados de Los Picapiedra.


Pero como matrimonio, con bastantes años de convivencia y horarios difíciles de compaginar, lo cual crea escasos momentos de intimidad,  estoy a favor de la idea de los hoteles sin niños, hoteles pensados especialmente para parejas-matrimonios, en los que sabes que te alojarás en la totalidad tranquilidad, sin chapoteos espontaneos, ni gritos, ni lloros.
No estoy de acuerdo, ni a favor de irme de vacaciones sin mi hija. Pero para un fin de semana de escapada romántica, que todas las parejas necesitamos, lo queramos admitir o no, este tipo de establecimientos es ideal, y nos ofrecerán todo tipo de servicios que se centran en la pareja, del tipo: spas, masajes relajantes, espectáculo nocturno, etc.


Cuando tienes hijos, te centras en un modo de vida en el que has de estar continuamente alerta con pagos escolares, extraescolares, médicos, alimentación idonea, limpieza,.... y podría seguir enumerando hasta aburrir, pero ¿porqué no permitirnos un fin de semana de relax total?, en el que poder hablar con nuestra pareja todos nuestros agobios diarios, poder hacer cambios en ciertos aspectos del día a día, que por falta de comunicación, nuestra pareja desconoce que nos superan, llegando así a un acuerdo para modificarlos a gusto de todos. Pero el dialogar, en casa, con los niños, no se hace, no se consigue, o simplemente se aplaza.
Por todo esto y por hacer que el amor conyugal siga a flote, también me parece perfecta la idea de los hoteles sin niños.
A continuación añado el enlace por el cual me ha apetecido escribir un rato y enlaces con hoteles sin niños y hoteles para niños. 




Publicar un comentario