miércoles, 9 de mayo de 2012

LEER ES VIVIR




 
Una de las noticias de hoy de MUY INTERESANTE.COM es: "Leer un libro puede cambiar nuestra realidad"
Cuanto menos me ha llamado la atención y me ha parecido muy interesante, valga la rebundancia. Todas aquellas personas que leemos, podemos sentirnos identificadas con este artículo.
Me encanta leer, desde bien jovencita, recuerdo tener en mi vida un libro en mis manos, no los recuerdo todos, claro está, pero si los más importantes, los que me he releido muchas veces y que me los volveré a leer y hasta me acuerdo de los cómics y de las revistas. 
Soy de la generación de la revista VALE, aunque no se pueda comparar un libro con una revista, es igual toda lectura es querer saber, querer aprender algo. Esta revista, en su momento fue de lo más transgresora en cuanto a temas sexuales, tal vez de todos los artículos o contenidos, sólo un par te enseñaba o te ayudaba a entender muchas dudas que por la edad iban surgiendo y que rara vez obtenías respuestas claras en amigas, a los padres ni se te ocurría preguntar y en el colegio aun no era tan moderno lo de impartirse clases de sexualidad. Así que siempre le daré un 10 a esta revista, porque gracias a ella pienso, modestamente, que mis conocimientos han ido un pasito por delante.
Los comics... me partía de risa con Mortadelo y Filemon, madre mía... pero reirme hasta casi hacerme pis... y Zipi y Zape no estaban nada mal.


 
Mis primeras lecturas de libros fueron a través de la biblioteca del barrio, en la cual descubrí "Puck" que era el título de una colección de libros de los años 70, 80 y 90 escritos por Lisbeth Werner y publicados por la editorial Toray. Geniales, "PUCK EN LA NIEVE", "PUCK DETECTIVE", libros de misterios detestivescos de una niña que crece en un internado y le pasan las mil y una aventuras en cada libro. Así descubrí el increible mundo de los libros y como leyendo te puedes trasladar mentalmente a cualquier mundo que tu te quieras crear.
A partir de aquí he leido todo tipo de géneros, acción, misterio (estos solían ser mis favoritos), cachondeo ("Lo mejor que le puede pasar aun croassant", genial y encima ambientado en Barcelona, que más le puedo pedir), libros de romances y mucho amor, medicina (genial Robin Cook), etc...
Y un libro que alguien me dejó algún día, me leí y me emocioné increiblemente, hasta llegarme al alma y no olvidarme nunca de él fue: "Donde el corazón te lleve" de Susanna Tamaro. No se, tal vez a mucha gente le parezca lento, soso, a mi me pareció impresionantemente tierno, doloroso, dulce. 
Habrán muchos libros que me emocionarán o me harán reir, o me decepcionarán, pero eso es la delicia de leer, no saber que te vas a encontrar, no saber en que mundo te estás metiendo.
De momento en mis manos sigo teniendo los libros de papel, supongo que a la larga acabaré con un libro electrónico, porque es ley de vida ir avanzando, pero sea como sea, la  lectura es una gran opción en cualquier ocasión.

Publicar un comentario