sábado, 23 de junio de 2012

FARMACOS PARA EL AMOR ETERNO

No puedo dejar de quedarme perpleja ante tanta química!!! Fármacos para que el amor dure toda la vida??? y dónde quedó aquello de ir reconquistando a la pareja día a día con pequeños detalles??
Me parece muy fuerte que el artículo describa como el enamoramiento como algo circunstancial que dura justo lo exacto para cumplir nuestro destino evolutivo , o sea, tener hijos, o al menos eso es lo que yo he entendido y que cuando esta misión biológica termina, el amor termina. ¿Puede ser cierto esto?
Investigadores del mundo están en este comentido, en conseguir medicamentos capaces de prevenir el divorcio. Por lo que cuentan, es importante mantener alta la hormona de la oxicitina, que es una hormona liberada de forma natural por el cerebro cuando mantenemos relaciones sexuales y así mismo es un elemento indispensable en la sensación de amor y conexión entre individuos y en las relaciones de pareja. Por lo que explican, aquellas parejas que dejan de mantener relaciones sexuales con la misma asiduidad, los niveles de oxicitina disminuyen por lo que el sentimiento de conexión en la pareja también va disminuyendo.
¿Es este el problema de muchas parejas que, al tener hijos disminuye sus relaciones sexuales?, casi siempre motivado por la mujer.
Dudo mucho que una pastilla pueda solucionar problemas que de pareja que se deben dialogar. No dudo que pueda ser un tema hormonal, la prueba está ahí, en que cientos de parejas han explicado que sus relaciones empezaron a decaer a partir del nacimiento de un hijo, ya que las mujeres, muchas veces por culpa de las dichosas hormonas, tenemos mil sentimientos encontrados, no nos encontramos bien con nosotras mismas, nuestro cuerpo cambia, nuestra mente está continuamente en hacer bien el nuevo cometido, en que nuestro hijo esté sano, feliz, bien alimentado, duerma bien, todo es un cúmulo de cambios y sensaciones extrañas.
La comprensión en de tu pareja es primordial, sin necesidad que sea por el tema hijos, los momentos débiles pueden llegar a cualquiera por diferentes motivos, temas laborales,  distanciamiento por monotonía, crisis económica, cuestionarse la vida, etc...

 
Me ha parecido interesante este fragmento de la noticia, donde lo dice todo:
Hasta que la química nos separe
El matrimonio no está diseñado (evolutivamente) con la intención de que dure para siempre. Hay poderosas fuerzas inherentes a nuestra biología que nos separan. Sin embargo, es posible que en algunos casos prefiramos estar juntos y felices, sobre todo cuando hay una economía y niños en común, que hacen que los costos de la separación sean demasiados, en muchos sentidos”, responden Savulescu y Earp. “Además”, continúan, “el término artificial tiene una connotación negativa. La idea implícita es que lo natural es lo bueno y lo artificial lo malo, y por lo tanto, requiere una justificación especial. Sin embargo, el cáncer es bastante natural, y sus tratamientos son artificiales. Y no por eso los consideramos malos. Del mismo modo, el hecho de que sea natural que la mecha química del amor se apague con el tiempo no significa necesariamente que tengamos que aceptarlo como bueno. De modo que, si valoramos la conexión con nuestra pareja, es posible que tengamos una buena razón para mantenerla, más allá de la etapa en la que nuestros cerebros la sostienen de forma natural”.
Por otra parte, si hay algo que suele funcionar bien en los primeros años de relación, eso es el sexo. Así que una razón para mantener la chispa podría ser simplemente el placer que nos aporta. Al fin y al cabo, según una investigación llevada a cabo en 2010 en la Universidad de Harvard: “Hacer el amor al menos tres veces por semana alarga la expectativa de vida un promedio de diez años”.  
También podemos leer que por todos es conocidos el hecho de que una relación durarera es beneficiosa para la salud de cualquiera. Que la gente casada vive más.
Yo apuesto por las relaciones durareras. Pero sobretodo en estas relaciones apuesto por comprenderse, quererse, hablarlo todo y no callarse nada, respetarse y vivir el día a día. Soy realista en que la química sexual de una pareja no es la misma cuando empiezas a cuando llevas seis, siete o diez años, pero no se, me encanta la complicidad que existe cuando se llevan tantos años, sin miedos, sin vergüenzas y con motivaciones nuevas e innovaciones que hacen que la pareja se retroalimente y apueste por seguir queriéndose. Me niego a creer en las estadísiticas. Eso es lo más importante, no tirar la toalla ante cualquier crisis que pueda aparecer en tu relación de pareja... desde luego, el destino es el destino, y como tal creo que está escrito, pero apuesto por luchar por el amor.
Publicar un comentario