sábado, 9 de junio de 2012

TUPPER VERSUS COMEDOR ESCOLAR

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/06/07/actualidad/1339094027_576096.html
http://www.lavanguardia.com/participacion/cartas/20120607/54308755117/permitir-llevar-fiambrera-escuela.html

Aunque no nos guste, la palabra crisis se está colando en tantos ámbitos que aburre. 
La introducción del tupper en las escuelas públicas de Catalunya ya es un debate abierto. 
"El Departament d’Ensenyament de la Generalitat de Catalunya va a permitir que los alumnos lleven una fiambrera a la escuela y así no usar el servicio de comedor escolar".(art.LaVanguardia.com)
Entre 120 y 150 euros/mes es lo que cuesta actualmente que un hijo se quede a comer en la escuela, importe imposible de asumir para muchas familias en situación de parados, por lo que han de prescindir de este servicio para sus hijos. 
Pero ni todo es tan blanco, ni todo es tan negro como lo queramos ver, ya que es cierto que asumir el coste del comedor escolar, al mes, es una cantidad importante en caso de problemas económicos en la familia. Lo cierto es que algunos de estos niños con problemas económicos en casa, la mejor comida al día que hacen es precisamente la del comedor escolar, ya que son menus equilibrados y correcta para su edad.
Otra ventaja del comedor escolar es que todos los niños comen lo mismo, cosa que ayuda a que quién es mal comedor, al observar al resto de compañeros, está comprobado que come muchísimo mejor que en el caso de estar solo. 
Si cada uno va a llevar su comida de casa, considero que surgiran problemas de conducta entre los niños al observar que el manjar del compañero te abre más apetito que el tuyo, por lo que cabe la posibilidad de que se compartan alimentos, con el consiguiente problema de intolerancias alimentarias.
Tal y como nos explican en los artículos, surge la problemática de acondicionar los centros  escolares con los electrodomésticos adecuados tanto para conservar como para calentar los alimentos que cada alumno llevará.
La problemática de los monitores, ya que tendrá que haber personal cualificado para comprobar y controlar.
Desde luego, es un tema complejo con el que es difícil posicionarse, puesto que estoy de acuerdo en que el comedor de nuestros hijos es carísimo,  y eso que yo tengo sólo una hija, realmente pienso en quien tiene de dos en adelante, y aunque se disponga de empleo, es mucho dinero mes tras mes.
Pero también pienso que hay muchos puntos a debatir, muchos puntos a solucionar, antes de llevar a cabo un cambio tan radical en el sistema de comedor de toda la vida.
Así que el debate está abierto.


Publicar un comentario