martes, 5 de junio de 2012

UN CASTILLO EN EL CIELO

Hay un castillo en el cielo donde van todas las almas buenas. Todas las almas que no queremos que se vayan, pero que por desgracia se van y nadie lo puede evitar. 
Y aquí quedamos las almas tristes, con la mente ida y pensando en que algún día nos volveremos a ver y a disfrutar de nuevo momentos similares a los vividos. 
Y mientras, en esta jungla, viviremos lo mejor posible, superando día a día las pérdidas y sabiendo que lo natural es inevitable y que la vida hay que saborearla,  disfrutarla y desear vivirla al minuto sin remordimientos. 


Cuando algún día sienta que me llega la hora, ojala que de aquí a muchos, muchos años....desearía sentirme dichosa pensando que he vivido todo cuanto he deseado. 
A día de hoy, cada día tengo más claro que nos tenemos que hacer un poquito más egoistas, o tal vez no sea esa la palabra y simplemente el acto sea pensar un poquito en nosotros mismos y a la vez tener la capacidad de expresarnos, decir lo que sentimos, porque puede que llegue el día día en que esa alma ya no esté en nuestra vida y una de las lágrimas sean de arrepentimiento por no haber dicho más a menudo"cuánto te quiero".
La reciente noticia de la muerte de cuatro chicas de 18 años en Vilanova, por accidente de tráfico, cuanto menos te hace reflexionar, lo de siempre, que la vida es así, muy corta y todo muy rápido.


Publicar un comentario