domingo, 5 de mayo de 2013

MAMA: TE CIERO

Ser madre o no serlo, poder ser madre o no poderlo, la línea k separa a toda mujer, y no por no ser madre se es menos mujer ni se puede reprochar que si no se es se deja en el camino el principal motivo u objetivo de haber nacido mujer. Desde luego, verifico que cuando te llega el famoso reloj biológico, nada, absolutamente nada te puede impedir que lo padezcas y es ver un bebe y sentir esa punzada en el estómago, de que deseas, más que nada en el mundo tener tu bebe entre los brazos. Es por eso, que también entiendo que si alguna mujer, jamás tiene esa sensación de desear un bebe, es normal que no lo tenga. Las mujeres tenemos el derecho a decidir o no en este aspecto, al igual que se debe respetar la decisión de una pareja de no desear tenerlos, aunque aquí ya es entrar en un debate más entresijado, ya que en este tema, la mujer suele llevar las de ganar, como se suele decir, cuándo a una mujer se le mete entre ceja y ceja el ir a por un hijo, no hay más discusión, jajaja, porque es cierto que nos cambia el carácter y se nos quita las ganas de todo, y casi todo hombre sabe que si su mujer ya le empieza a insinuar este tema, a la respuesta: "cariño, yo pienso que ahora no es el momento" va a traer consecuencias graves y provocará una discusión de días, con la consecuente retirada de la palabra de ella y lo común llamado dejar al marido a pan y agua.


Tampoco concibo aquellas personas que hacen las cosas porque toca....a según que edad, toca casarse, después de dos años de casados, toca tener un hijo y después de otros dos toca ir a por el segundo, jajajja...y cuando toca una loteria, cuando?? Cada vez que una persona mayor se me acerca para preguntarme que para cuándo el segundo?? creo que con la cara pago. No se, soy algo cruel porque precisamente también he ido siguiendo idéntico patrón, o bueno similar, me falta el segundo hijo...jeje, ni soy mejor, ni soy peor que ninguna otra mujer, mi reloj biólogico me decía a gritos a los 29 años que deseaba ser madre y tuve la inmensa suerte de no tener problemas para concebirlo.
En fin que antetodo, quiero desear un feliz día de la madre a todo el mundo, porque al fin y al cabo, todos tenemos o hemos tenido una madre en algún momento de nuestra vida, así es la naturaleza, y hemos disfrutado de su buena mano en la cocina, de sus gritos, de sus pilladas justo en el momento que menos esperábamos, de ese castigo tan cruel que nos lo parecía y ahora nos reimos o de ese beso que nos venía a dar cada noche a nuestra cama para desearnos buenas noches. Ser madre es un papel muy duro que empieza en el minuto uno del nacimiento de un hijo, pero tiene enormes recompensas que averiguaras día a día, eso no se puede contar, eso se ha de vivir (si se desea, sino a disfrutar de la vida igualmente).


Publicar un comentario