lunes, 28 de octubre de 2013

Dia de difuntos


 LA NOCHE DE LOS MUERTOS VIVIENTES???



Se acerca un día que ya se parece a todo menos a un festivo. Y digo esto porque recuerdo que en mi infancia, era festivo-festivo, de los de estar todo cerrado, hacer mucho frio y reunirse en familia a comer castañas (porque para panellets en mi casa concretamente, no daba). Era el día en que todo el mundo iba a los cementerios, o los más modernos iban el día anterior porque el mismo día se liaba con tanta gente y en vez de ir a buscar la intimidad de estar con tu ser querido a solas un ratillo, se convertía en una fiesta general y en corrillos en particular, y pobre del que no fuera, porque mira como esta la lápida de tal o la lápida de pascual. Todo esto me lo imagino yo, porque realmente en mi casa no murió nadie hasta bien entrada mi adolescencia, y aun asi no era un pariente cercano al que fuera a ir a visitar a la ciudad de la tranquilidad. Me ha pillado ahora mas madurita el hecho de tener que entender el porque cada vez mas gente decide incinerarse (yo es un tema que aun no tengo nada claro, o sea que si mañana muero, lo dejo a elección del que mas me quiera).
Las visitas al cementerio cada vez son menos comunes, raro, no se, pero es así, el stress diario o las pocas ganas de ir a pasar un mal rato o simplemente que jamas te han gustado los cementerios, cosa que solo te das cuenta el dia que muere un familiar muy cercano y querido lo que me hacen replantearme si realmente no es cierto que es mejor incinerarse para no dar a nadie la obligación de ir a llevarme flores sin ganas. Nunca sabes que es mejor. Pero la cuestión es que esta festividad mas bien triste se ha convertido en una fiesta americana que cada vez encanta más a la gente y a la vez nos aleja más de nuestras antiguas costumbres. 
Que sabe mi hija de la festividad de todos los santos?? En realidad nada, por que yo particulamente no me he encargado de explicarle nada, sabe que el día 1/11 es fiesta y realmente esa duda tengo en la cabeza toda /la semana, quiero ir al cementerio, después de unos años, sin ir, me apetece mucho ir, pero no tengo claro si quiero o no quiero llevarla por primera vez. Definitivamente, se que no la llevaré, sé que no la expondré a que en su cabeza roten dudas existenciales y empiecen las preguntar impredecibles de una niña de  6 años.
Conclusión: llega una festividad, para algunos clásica, familiar y emotiva y para otros una fecha atrevida, moderna y muy presente ya en todas las discotecas y lugares de ocio de este pais.






Publicar un comentario