miércoles, 30 de octubre de 2013

Prejuicios inevitables

Normalmente, en tu día a día te encuentras con gente que no verás jamas en tu vida, pero segun las frecuencias de tus actos, o sea la rutina diaria que hace que siempre sigas el mismo recorrido, en el mismo horario, mismo medio de transporte y mismo origen y destino, hace que termines sintiendo familiar al vecino que te cruzas en el portal, al conductor del autobus, a la persona que monta en tu misma parada o a la que baja y hace casi tu mismo recorrido. Está mal prejuzgar a la gente (mal hecho...siííí...pero eso a la mayoria de las mujeres nos es inevitable) y el comentario tipico de: ese chico/a me cae mal, me da mala espina, o todo lo contrario, ese tipo/a tiene cara de buena persona, etc, lo hacemos el 90% de las personas en algún momento (el que diga que no, miente)...no sé que impresión daré yo, la verdad es que me da bastante igual, ciertamente será porque esta gente que me encuentro casi casi a diario, también me dan igual, sin querer que se me malinterprete ehh, jamás desearía que a nadie le sucediera nada, ni siquiera a los que me caen mal, pero claro, al no tener un vínculo de ningún tipo con estas personas, es normal que en algún momento nos juzguemos unos a otros, pero la cosa quede ahí, en una mera distracción de segundos en la que criticas vestimenta o mala cara de hoy de alguien o al contrario, la elevas al cielo por lo acertado de su indumentaria, repito es mucho más tipico de mujeres que de hombres, aunque tambien los hay cotillas cotillas, muchos más de los que creemos, aunque se intenten ocultar, jajaja... En fin, que adoro todos los días en cuestíon en que todos los astros se fusionan para que el día ncione como es debido y haga que todo siga su curso horario y asi coincidamos todos juntos en el mismo bus, metro o acera, por lo que compruebas que con estas simples tonterias ya eres feliz, el simple fluir de la vida sin más dilemas que todos sigamos bien, nuestros seres queridos estan bien y el vecino/a, amigo/a, extraño/a que te cruzas a diario tambien esta bien. Viva la vida!

Publicar un comentario