jueves, 21 de noviembre de 2013

Connivencia

Como bien dice el refran: "nunca te acostarás sin saber algo nuevo".
Desde ayer, algunos sabemos una palabra nueva, personalmente la tuve que leer dos veces porque pensé que había sido mal escrita. Pero no, ahí está, nueva para mi y que no olvidaré.
Resulta que los padres adoptivos de la nena aparecida muerta en A Coruña hace un mes aproximadamente, Asunta, actuaron en connivencia.

Resulta que toda la pelicula que montaron del dia de la desaparición, puntualizo, película que sólo se creían ellos, fue totalmente pactada y perpetrada por ambos, hicieron su guión, su principio y su final, aun siendo un matrimonio separado, para los temas de su hija estuvieron muy unidos hasta el final.

Connivencia, palabra que la propia madre de la niña de 12 años debe conocer perfectamente, porque ella es abogada, reconocida licenciada en su localidad, y de hecho, estudiante de muy buenas notas en el mismo centro que estudiaba su hija. Y es que corríjanme si me equivoco, pero yo creo que el ser madre implica, desear lo mejor para un hijo, protegerle y no matarle, alentarle a los estudios y no envidiarle. Que sentía que le hacia sombra!! Su hija!! Que un hijo te haga sombra, dónde se ha visto, orgullo debia sentir esa mujer, dicha por tener en casa una hija como Asunta que destacaba en todo y ellos eran sus padres, quienes la habían criado y ayudado a ser la señorita que se estaba convirtiendo. Que le estorbaba también se ha comentado,.....que te qué?? Madre mía, para que habrán adoptado? Se pregunta mucha gente, no somos nadie para juzgar, se ha de utilizar ante todo la palabra presuntamente, pero en este caso, desde luego, la mayoría de los que seguiamos la noticia, en silencio, los culpábamos porque sus contradicciones, sus mentiras y sus reacciones fueron desde el principio muy delatadoras. Pero ahora que se hace público el sumario, ahora que sabemos un poco más de lo mucho que sabíamos y ahora que ya unimos datos, horas y hechos, nos hacemos cruces.

Haber casos similares, habrá por desgracia, padre que mata por despecho a la madre, madre que mata por que alega falta de recursos o ida de olla diría yo, cientos de casos en la historia habremos escuchado y escucharemos, pero como este, en el que ambos padres se pongan de acuerdo, me parece increible. Aquellos padres que en cierta ocasión pudimos verles en cierto programa de TV proclamando a los siete vientos la familia perfecta que eran y lo ideal de la adopción.
Hija de pocos dolores, dolores.
Hija de muchos dolores económicos.
Con esto lo digo todo y no digo nada.
Publicar un comentario