lunes, 18 de noviembre de 2013

Empatizamos un rato??

Jamás os ha pasado el sentaros delante de alguien y no saber de que hablar?? Pero no por vergüenza, ni nada de eso, nooo, simplemente porque te da la sensación de que a la otra persona nada de lo que le digas le va a interesar o tampoco es esa la palabra, sino que te da la sensación de que cualquier tema que saques va a ser ambiguo para él/ella y no vais a llegar a ninguna parte, más bien te escuchará por educación, te dará un par de contestaciones al respecto para que veas que si que te escucha, pero no da más pie a seguir hablando.
Pues sí, eso nos ha pasado a muchos con muchos, estoy segura. Y me da rabia, mucha rabia, porque no estoy hablando de una persona que acabo de conocer, noooo, sino mas bien de personas que conozco hace años y son personas que me agradan y mucho, en el sentido de la palabra, que me caen bien y les haría cualquier favor, en cualquier momento, porque son buena gente, pero pienso y me da rabia. Creo que se llama empatizar con las personas; hay gente que es más afin a otra, eso está claro, y gente que empatiza más o menos con el resto. Yo creo que directamente no empatizo con estas personas, con las cuales se crean esos incómodos silencios. Y es que mira que son incomodos ehh, ese momento que quedas con alguien, hace tiempo que no os veis, y una vez puestos al día de como va la vida en estos últimos tres años que no nos vemos, ya no hay más tema, y tu quieres hablar de más cosas, pero no sé, te da la sensación que el grado de atención por parte de tu oyente ya no es el apropiado, es más, ni te mira a los ojos, entonces tu también callas y ahí estás, en ese silencio rarísimo con una persona que hasta quieres un montón, pero que no entiendes porqué no acabais de cuajar en ninguna conversación. Sinceramente, parece que se aburre contigo.
Así es la vida, si tú eres de esos/as que cuando hablan contigo, te distraes con una mosca, o tiendes a mirar hacia todos lados, menos a los ojos de otra persona, párate a pensar que no es agradable, incluso me atrevería a decir que es de mala educación. Y que si realmente, por circunstancias personales no estás para escuchar a nadie, no quedes.
Estas cosas suelen pasar también en fechas señaladas, con familiares. Piénsalo, cuantas veces has pensado, "menuda mierda ir al cumpleaños de fulanito o a comer a casa de menganito, si luego estás allí y todo son sonrisas tontas porque no sabes de que hablar", jajaja...todos hemos pensado estas palabras, pero creo que este ya es otro tema que más adelante me apetecerá abordar: "la hipocresía de la Navidad"
Publicar un comentario