domingo, 19 de enero de 2014

A salvo de pecado

Asco, entre asco y vergüenza, o incluso ambas cosas son los sentimientos que me despiertan el leer ciertas noticias.

Y es que el tema de la pedofilia está a la orden del día y a nadie nos pasa desapercibido que día si, día también, en los noticiarios nos informen de haber localizado redes de pederastas, seguidas durante tiempo y que antravés de estas investigaciones, se logran detener a decenas de personas de todo un país, e incluso involucrados distintos paises, que se dedicaban a distribuir fotografías o videos sexuales de menores.
Si repugnante es este tema, más repugnante resulta cuando la persona en cuestión es un honorable presentador inglés, (fallecido en 2011), que incluso la mismísima reina(evidentemente sin tener conocimiento de su doble vida) otorgó el título de caballero de la corte y al cual la BBC le dejaba campar a sus anchas en sus instalaciones, donde ahora se dice que abusó de más un millar de menores a lo largo de toda su carrera profesional. 
No me da ninguna pena como pueda quedar el prestigio de la famosa cadena BBC, porque si culpable es el que comete el delito, pienso que igual de culpable es el que lo sabe y mira hacia otro lado y más si cabe en cuestión de un menor. Si a los menores no los protegemos los mayores, quien los protegerá?? Pues ya veo, que incluso los mayores nos volvemos egoistas e incoherentes al permitir que unos hechos de este calibre se siguieran produciendo durante más de 40 años, simplemente porque el personaje es quien es.
Bajo una fachada de hombre escentrico, aspecto cómico y amigo de los niños, aprovechó su estrellato televisivo para hacer y deshacer sin que nadie opinara al respecto, aun habiendo voces ahora que "reconocen que todo el mundo lo sabía".
Que sensación podía tener cualquiera de esos niños/as adolescentes que fueron agredidos sexualmente por un personaje así?? Qué frustración te queda de por vida, si por ser quien es la persona que abusa de ti, no puedes hablar porque te alimenta con regalos o te amenaza con represalias?
En definitiva esto es muy similar, por no decir que exactamente igual de intolerable, al de todos esos sacerdotes que abusando de su poder, aprovechan para llevar a cabo la misma maldad.
Nadie está a salvo de pecado. Pero por favor, en todo lo referente a un menor, debería haber un castigo aun mayor.
No cabe decir mucho más, sólo eso, que me da mucha rabia que sigan pasando los días y se sigan escuchando noticias así. Porque al final es mucha rabia, ya que no entiendo de medicina, pero me  indigna encima tener que escuhar que son personas enfermas.
Publicar un comentario