viernes, 10 de enero de 2014

Toma mi bocatta

Que todos estamos más solidarios, es evidente, que todos nos estamos involucrando mucho más en ayudas sociales, tipo recogida de alimentos en supermercados y diversos establecimientos de barrio, movimientos contra los desahucios, recogida de juguetes en campaña navideña,  etc., está claro, pero quiero pensar que una vez pasadas las fechas nostálgicas en que todos nos sentimos más sensibles ante las injusticias sociales, vamos a seguir  ayudando el resto del año, involucrados en que esas personas desfavorecidas de nuestro país,  a causa de esta larga crisis propiciada por los bancos y el gobierno, situase cada uno en primero o segundo puesto de culpables, a gusto del consumidor.
Y pensar así,  significa no tener que leer artículos, donde nos informan que existen colegios en los que se ha observado un aumento de niños que van sin comer a clase, que hay alumnos que buscan en la basura el almuerzo que ellos no han llevado, por falta de recursos en los hogares, falta de higiene, etc.. Quiero pensar que estos artículos son necesarios para que todos nos unamos más y se consigan ayudas o llámalo como quieras para que ningún niño de este país pase hambre ( de este país y de ninguno ehh, pero actualmente, tenemos también el hambre dentro, y debemos tenerlo en cuenta, está más cerca de lo que pensamos).
Y que ya que el gobierno tiene en mente estar centrados en sacar otras leyes absolutamente más indispensables en el momento en el que estamos, tema por el cual me llevo las manos a la cabeza, ya que no entiendo que criterio utilizan a la hora de centrarse en qué toca y qué no. Vuelvo a pensar que las necedidades de los niños ahora mismo, dependen más de lo que desde los Ampas de los colegios puedan gestionar, y los padres en general podamos aportar,  que de lo que del gobierno podamos esperar.  Por lo que veo, en material de lo social, poco podemos esperar.
Publicar un comentario