lunes, 20 de octubre de 2014

Barcelona, gran cursa!

25000 historias que contar. Ejemplos de superación, fuerza para ganar la batalla o fuerzas para superar una pérdida. Ayer había miles de motivos para andar, correr, saltar, chillar, sonreir y disfrutar. La ocasión lo merecía. Y asi lo vivimos. Miles de sentimientos encontrados y la ciudad se movió y se hizo notar. Las molestias musculares del día después son sólo el recuerdo de una experiencia única que espero repetir, y aunque esto no signifique que vaya a convertirme en la nueva runner del momento,  he de reconocer que puedo llegar a entender el movimiento que genera el deporte, el sentirse ágil, con ganas de comerse el mundo y soltar toda la adrenalina que tu alma te permita en cada prueba que la gente se presenta. Mente sana in corpore sano. Eso es el principio de sentirse bien con uno mismo, salir de la rutina y que no te coma la vida. En fin, un ole por iniciativas como esta, un ole por mi amiga que casi me obligó a presentarme y me animó a que ayer estuviera en un evento increíble y a creer en mi.
Publicar un comentario