martes, 11 de noviembre de 2014

Adan y Eva

Desde el momento en que vi anunciado el programa de la Cuatro, donde tres personas se conocerían y se expondrian al mundo, tal y com sus madres les trajeron al mundo, en pelotas y sin más misión que enamorarse, o sea, el de Adan elegir a su Eva o viceversa, me llamó mucho la atención comprobar cómo sería esa sensación de conocerse sin ropa, de exponerse al otro sin tapujos y enamorar sin más, que tu propia personalidad. Resumido así sin más, Adan recibe a una primera Eva, ambos pasan dos o tres dias con sus noches solos en el paraiso de una cabaña, el mar Mediterráneo y una barra, bien provista para hacerse mojitos, caipiriñas o cockteils varios que se deseen improvisar. Hablan se conocen e intiman hasta donde desean intimar ( hasta lo que yo he visto, sólo han habido masajes), cuando más a gusto están, llega la tercera/o en discordia para intentar enamorar a Adan en otros dos días, pero ya sin tanta intimidad, por la desgracia de ser tres e intentar pisar el terreno que ta ha dejado marcado la primera Eva. En definitiva, cuando suena la campana, Adan se ha de decidir por una Eva de las dos y después, una vez vestidos, esa Eva decide si realmente quiere empezar una relación con Adan. Descabellado, verdad?  Yo sería incapaz de prestarme a algo así. No se, imagino que serán personas que habrán practicado el nudismo....o no, qui lo sap!!!
Buen cuerpo, buen cuerpo, lo que se dice un cuerpo 10 escultural, de los cuatro programas que he visto, de los doce concursantes que han participado, hasta ahora, buen cuerpo, sin tener yo muchos conocimientos, diría que tienen máximo tres de ellos/as. Es por lo que digo, que a mi parecer, en este aspecto, me interesa observar como lo que inicialmente a una persona no le entra por los ojos, emocionalmente sin nada más que hacer que conocerse en una isla desierta, acabe surgiendo la atracción física o tal vez mental, que jamás hubiera surgido en el mundo real o el mundo de "los vestidos".

Ganan los sentimientos, gana el abrirse realmente como uno mismo es. 
Rompes los esquemas de cualquiera que no hubiera apostado por ti, porque al final lo que vale es eso, saberse guapo por dentro y guapo por fuera. Y que los cánones de belleza no te superen en ningún momento.  Porque si uno se sabe seguro de si mismo, nada, ni nadie te va suplir en nada. Y si Adan o Eva no te ha escogido, es que no ha sabido ver tu interior y se ha quedado únicamente en el exterior. O que realmente tu interior no encaja con lo que él/ella necesita en su vida.
Cabe destacar que no voy a entrar en si gustan o no los realities show. A mi me encantan, porque no deja de ser una manera de analizar ciertas conductas nada naturales, que acaban siendo bastante reales, aunque haya quien no se lo crea. Por mi experiencia como espectadora de realities, creo que estar ante una cámara horas y horas e incluso días, tarde o temprano acaba mostrando lo mejor y lo peor de ti.
En definitiva, los estereotipos que nos fijamos al buscar pareja, acaba alejándose bastante de la realidad. Comprobado. :) 
Publicar un comentario