martes, 11 de noviembre de 2014

Encontrar las palabras

Anclados en el tiempo viven mis pensamientos hacia ti. No mueren. Recuerdo tu dedicación hacia mi, tu paciencia, tu amor incondicional y tus ganas de hacerme reír.  Y sigues ahí, en mi corazoncito, esperando ser rescatado, que no olvidado.
Y es el tiempo el que ha puesto tierra, o las ganas o las no ganas de buscar tiempo.
Siempre son las ganas que les pones a las cosas, las que detetminan que salgan bien o que simplemente salgan.
Siento orgullo de tantas cosas que te honran, que me entristece saber que soy yo la que no busco esas ganas.  Y prometo encontrarlas, resurgirlas y aplicarlas.
Cuantas veces estas palabras, las sentiremos nuestras, con un padre, un hermano, o cualquier persona amada lejana.
Es así como me siento en ocasiones cuando aun sabiendo que estoy sentada, disfrutando de mi descanso merecido, podría estar en ese momento sentada, atenta a tus palabras.
Que injusto es el tiempo verdad? 
Injustas las personas que buscamos excusas.

Publicar un comentario