miércoles, 3 de diciembre de 2014

KRISTINA

La niña más guapa del mundo (nacida en Rusia), tiene una cara preciosa, una mirada increible, unos labios perfectos y su madre se ha encargado de mostrarlo al mundo desde que la criatura tenia tres años.
Ella, modelo de profesión y él futbolista retirado, han decidido hacer de su hija un cheque seguro.
Tiene a su madre como representante, que la introdujo en el mundo de la moda a través de una agencia desde temprana edad. 
Kristina, ahora con 9 años, dispone de cuentas en Instagram, Twitter y Facebook, redes sociales que gestiona su madre. Suena sorprendente verdad?

Todos en algún momento de nuestra faceta de padres hemos visto a nuestros hijos como los más guapos del universo y se nos ha pasado por la cabeza llevarlos a hacer anuncios. Pocos hemos acabado cumpliendo este propósito, unos por falta de tiempo, otros por exceso de moralidad y más de uno porque ha pensado que tal vez era el más guapo, pero de "su universo", que para mi ya es lo suficiente, que sea el más guapo de tu casa.

No es algo nuevo este debate. No es algo que escandaliza lo de tener un hijo modelo desde temprana edad, o actor o músico. Porque al final, los que los llevamos de la mano, somos los padres, los que queremos sentirnos orgullosos por que sean reconocidos como los más guapos, o los que mejor cantan, o el mejor futbolista, etc, somos los adultos... y al final, frustamos al niño con tanta competencia.

La niña más guapa del mundo ha sido noticia esta semana pasada, en todos los medios, y su fama ha aumentado considerablemente (aunque en sus redes sociales ya tenía millones de visitas desde mucho antes de que se hablara de ella) y es que es cierto que esta niña, bajo mi punto de vista, más preciosa no puede ser, pero realmente se está permitiendo que esta niña crezca como una niña o más bien los adultos están utilizando su belleza y abusando de ello la están exhibiendo y robando la niñez?? 
Tenemos derecho a esto como padres?
Siento no poder entenderlo, la niña como niña que es, debe estar haciendo cosas de niños y no aprendiendo a moverse como una mujer ni a posar como una mujer. Eso ya le llegará, por lo guapa que es, le llegará seguro, pero no es necesario que sea desde tan joven, no debería ser permisible esta exhibición masiva de un hijo, aprovechando su belleza particular. Que la propia Kristina con la edad permitida, decida exponerse al mundo, decida ser modelo o decida ser lo que quiera ser.

 
Publicar un comentario