miércoles, 31 de diciembre de 2014

Grande el año que se va, grande el año que vendrá

Las mujeres tenemos una manera muy cómica de relatar la vida y también poseemos el lado contrario, el modo melodramático. Pero hasta esto, contado con la gracia femenina, tiene su encanto.
Evidentemente la persona que es negativa lo es, aquí y en la conchinchima, hombre o mujer, o especimen por determinar.
A los negativos por más que los intentes animar, lo seguirán viendo todo negro o gris oscuro, depende del grado de negatividad, aunque tú no veas que en su vida haya ni un ápice de mala suerte por ningún lado.
Y puestos a ser sinceros en esta recta final del año, diré que me agotan este tipo de personas, no lo puedo evitar, porque intentar convencer a una persona de que no tiene motivos de estar mal y que aun asi siga subrayando más si cabe sus motivos, acaba tirando tu moral por los suelos y minando tu mente de ideas feas que antes no tenías.
No es ser egoísta ni decir no voy a animar a nadie más, es simplemente intentarlo una vez y sino funciona, si aunque tu expones las mil y unas opciones de ser feliz que esa persona tiene, si aun así no lo quiere ver, pues ya lo verá.
La estrategia de la vida es pasar desapercibido, intentar seguir las reglas más o menos lógicas del día a día y disfrutar al máximo de los momentos de ocio que nos ofrece nuestro tiempo. 
El resto de vueltas que le queramos dar a las cosas, es perder el tiempo.
Ironizar, es cosa de ambos sexos, pero no se porqué lo clasifico más en un comportamiento típico de mujer. Conforme más observo, conforme más me detengo a pensar en las cosas, más ironizo sobre todo en general y observo la reacción en particular de todo aquel que se lo toma a nivel personal. Puesto que este es uno de mis defectos a corregir. Ese será mi primer propósito del año nuevo, el dejar de tomarme las cosas a nivel personal, ni todo va conmigo ni contra mi.
¿Cual es tu propósito de año nuevo?
Planteatelo,.... probablemente dejar de ser tan negativo, o tal vez sonreir más, o puede que abrazar a diario porque sí, o no enfadarte por tonterías sin sentido, o hablar más con ese/a gran desconocido con el que convives, o dejar tu orgullo a un lado y sentarte a charlar durante horas lo que llevas años sin hablar.
Piénsalo, si algo corregirias del año que se escapa, ¿Qué sería? 
Quierete tú, por dentro, para que lo que veas fuera vaya en concordancia. Sorprende lo que puede llegar a mejorar todo.
Ojalá sea un gran año. Que seguro que lo será!!!!!!♥♥♥
Publicar un comentario