martes, 20 de enero de 2015

Las luces se apagan

Guardo tus regalos en un cajón. Esperando tu llegada. 
Guardo tu amor en mi. Sin más esperanza que la de volver a las andadas. Volver a ser críos. Ilusionarnos con la vida. No tener nada. Sentirlo todo aun sin tener nada.
Esos momentos, que no daría por volver a vivirlos.
Siento que hemos vendido sueños. Puede que hasta perdido momentos.

Y aquí estás tu. Mirando mi cara. Inerte. Llorando mi muerte y buscando esos momentos, esos sueños y aquellos niños que nos amabamos y peleabamos. Sin sentido. Quien sabe en realidad lo que ahora sentirás. Tal vez, simplemente, un dia más desearás.
Pero quien sabe en realidad como podrás vivir sin mi. Sintiendo que deberías haber dicho tanto y no decías nada.

Me siento tan rara sintiendo tu mirada en mi cara. Y callas, no dices nada. Odio cuando todos callan. Son solo palabras. Grita ahora que puedes.
Habla cuando te miren a la cara. No pierdas minutos. La vida se escapa. 
Publicar un comentario