jueves, 29 de enero de 2015

Una sonrisa, un amor, una mala palabra

Lloras lágrimas de cocodrilo.  Lágrimas que no caen.  Lágrimas que tal vez jamás has sentido. 
Sentido! Dichosa palabra para el que la entiende y la emplea.
Elegancia! Eso que tienen algunas personas, muy pocas, para decir las cosas, para gritar sus miedos, para soltar sus verdaderas lágrimas. 
El mundo gira hacia una constante espiral de pocos sentimientos, de pensamientos superficiales, de pocas palabras, ese mundo donde crees que no vale la pena ni pronunciarlas. Ojo! Por que no quisiera verte luego desubicada. No quisiera pensar que luego deseas volver al mundo, a su mundo y que no haya pasado nada.
¿Las relaciones, actualmente, son poco comprensibles?
Ojalá comenzara esa nueva era de la que muchos hablan. La de empezar una relación sin tener que sentirte atada, la de tener tiempo para ti, y simplemente es tu momento, sin más, sin pensar en permisos ni malas miradas.
Es una pena las noticias que se leen últimamente. Actualmente,  muchos adolescentes que comienzan relaciones, provocan miedo a sus parejas, viven en continuo control de ella, de sus vestimentas, de sus relaciones con otras parejas, prohibición y falta de respeto que no se debe permitir bajo ningún concepto.
Me consuela saber que después del último anuncio publicitario de llamamiento a denunciar el maltrato, han habido más llamadas de las esperadas. 
Me entristece pensar que son muchas las mujeres que viven relaciones desesperadas.
Y más aun apena pensar que son niñas que empiezan a sentir y se creen maduras, pero son utilizadas. 
Ojalá, yo que tengo una hija, me tenga que ver jamás en esta. Porque por desgracia, reconozco que tengo mucho que aprender, mucho de autocontrol, mucho de no avalanzarme y en ese momento no existen palabras. Ojalá tenga la capacidad suficiente en estos años, de hacerle entender que Jamás se ha de sentir manipulada, ni utilizada, poco valorada ni maltratada bajo ningún concepto. 
Parece que la generación avanza, y una vez más comprobamos que en este tema, más bien se retrasa. 
Publicar un comentario