miércoles, 21 de enero de 2015

Los mini artistas chefs

Seguramente cuando por la mañana,  o de aquí a unas horas,  según se mire, suene el despertador, pronunciare los improperios que no debería soltar, dado que tengo claros los horarios que debería respetar hacia mi misma y mis descansos diarios. Pero aquí estoy delante del televisor viendo MasterChef Junior. Sí,  lo de Junior es de niños y niños a estas horas no es compatible.
Me pregunto si las mismas personas que les preocupan que sus niños escuchen barbaridades por las tardes en otros programas, no pensarán si sus hijos a estas horas deben estar aprendiendo a cocinar con este lúdico programa de la cadena pública.  Y es que ni estoy a favor ni en contra de nada ni de nadie. Al final, allá cada cual con lo que vea en su televisión.  Allá cada cual con lo que quiera que sus hijos vean. Pero si tan poco defendible es un programa con sus comentarios despectivos, sus despropósitos y situaciones tóxicas que poco más o menos desquician a cualquiera,  poco a favor puedo estar de este otro que pretenden venderme la moto de que es un programa para motivar a los niños en el arte culinario, cuando lo dan a unas horas tan impropias que o se lo grabas a tu hijo y consigues convencerle sin peleas ni problemas de que mañana lo verá con calma o pones el grito en el cielo porque ahí está viéndolo y aguantando cada martes un poquito más porque le gusta tanto que no puede dormir. 
Los horarios, horarios son para todos y para todo. Y si un proyecto basado en niños (no voy a entrar en lo de que los niños Qué hacen en la tele "trabajando") pretenden que sea para niños, por qué no lo respetan y lo televisan en horario de niños?
Fácil. Al final lo que vale es el prime time. 
Publicar un comentario