jueves, 19 de marzo de 2015

Alegría de vivir

Porque sólo aquel que despierta cada mañana y le da gracias a la vida, tiene esa alegría.
Sólo aquel que valora cualquier pequeño gesto, derrocha amor.
Sólo aquel que intenta ponerle una sonrisa a cualquier contratiempo y te da un consejo a tiempo,  vale la pena tenerlo a tu lado.
Porque para amargarse ya hay tiempo.
Y para llorar nos sobrarán momentos.
Para malas caras, sólo de ti depende vestirte cada mañana con el sol o la luna girada.

Me reitero en mis palabras. Adoro aquellas personas que siempre tienen una sonrisa, aunque esten pasando una mala racha. Un aplauso por quien traspasa buen rollo y generosidad. Desde hace tiempo tengo claro que es cierto aquello de que hay gente tóxica, y ni la quiero cerca y creánlo, hasta la huelo a distancia.

Si quieres saber si tienes alguien cerca así, inténtalo, puedes detectarla. Cuando sientas que una persona saca lo peor de ti, te provoca estar en un continuo estado de mal rollo, te aporta sensación de angustia, o en el tono de su conversación más que hablar, pelea, e incluso una tensión prolongada y un par de detalles más que rápido observarás, aléjate!

¿Sientes que tienes cerca tuyo a alguien así?
Publicar un comentario