viernes, 20 de marzo de 2015

Islamismo, islámico, islamista

El terror islámico cada vez más cerca. El miedo. La incertidumbre. Se saben fuertes, que no superiores. Reclutan a nuestros jóvenes para llevarlos a la muerte, para llenarles la cabeza de ideas que no son nuestras ideas que no son nuestras costumbres, que no son nuestras maneras. Y nos culpan de sus problemas, ciertos temas no nos llegan y esto siempre será así, la incertidumbre de no saber, de estar ahí en su punto de mira, en sus planos y a ver quien es el siguiente. Los gobiernos ocultan cosas y esta guerra sin sentido contra occidente nos llevará a otra guerra, aunque no se quiera, se percibe. Estamos ahí, ahora, al otro lado y sinceramente todos sabemos que habrá un siguiente.
No entiendo de tantas cosas que me mantengo al margen. Tengo mi propia opinión respecto a esta barbarie y sus componentes y por desgracia meto en el saco ya a otra mucha gente. Probablemente me llamarán racista, lo admito, tal vez esa sea la palabra que me define. Es igual, intentar convencerme. Se que no todos somos iguales, pero ahora mismo no hay respeto contra Europa y el mundo entero está que no duerme. Lo están consiguiendo, les tenemos miedo y no sabemos si se extienden, si nos pueden, si controlamos o quien será el siguiente.
A todo esto, hoy es el Día Internacional de la felicidad.
Publicar un comentario