miércoles, 22 de abril de 2015

Insensibilidad

¿Merecen aquellos a los que yo llamo insensibles que los encasille en ese término?
Está claro que se percibe un mucho de materialismo actualmente.
Está claro que se percibe un demasiado de postureo y de basarse todo en el aspecto físico. 
Tal vez, y solo por eso, no debería encasillarlos, si al fin y al cabo, ¿cuánta sensibilidad queda ya en todos nosotros?, si ya pocos nos movemos fuera de las apariencias.
Todo el mundo merece empezar una relación con aquella persona que físicamente le atraiga, es cierto. 
La palabra relación, es lo suficientemente seria como para estar indeciso de estar o no con la persona adecuada, la que te atraiga, que te llene en todos los aspectos y que estar a su lado sea un orgullo. Pero también es cierto, que a la larga yo no creo que estar con un florero(hombre o mujer), sea un orgullo, o ¿¿tal vez sí??? (ahora la insensible estoy siendo yo, pobre florero, también tiene derecho a tener pareja). 
Piénsalo seriamente!! La belleza no dura eternamente!!
Cuanto menos, pienso que hay que darle una oportunidad a todo el mundo, oportunidad en el aspecto de conocer a las personas, oportunidad en el hecho de ver qué te puede aportar la gente, sea o no sea inicialmente de tu agrado físicamente.
Sensible: estar abierto a escuchar. Ser capaz de poner los oídos cuando es necesario, dar la palabra justa, aunque no sea la que desea ser escuchada y no dar la espalda por falta de tiempo o más bien falta de ganas.  
Sensible: ser capaz de concecer tu mirada para dar un consejo cara a cara y no esperar nada a cambio, más que las gracias.
Es una torpeza por nuestra parte pensar que somos todos bellos, ya que cuando empiezas a conocer a una persona, toda la hermosura inicial que le veías, probablemente se evapore, simplemente porque su forma de ser lo delimita tanto, que pierde fuerza, que su persona no llena.

Siempre he pensado que aquellas personas que se mueven por las apariencias, que únicamente valoran el aspecto físico, todos estos, tal vez no ven que "la persona imperfectamente bella" la pueden tener muy cerca, más de lo que te piensas y ni la ves, porque no es tu tipo, no te gusta su apariencia, y jamás irias a su encuentro a dirigirle la palabra. Ya vendrá ella.

Qué necio quien no abre su mente y qué estúpido!
La soledad es mala compañía y la terquedad, mala consejera.

Lei una frase que me gustó. Así que va como anillo al dedo: "Hay muchas personas hermosas por fuera y podridas por dentro. Hay que ser ante todo auténtico"





Publicar un comentario