jueves, 21 de mayo de 2015

Ganar

Lo que se pierde con el tiempo son las ganas de discutir. Lo que se gana es sabiduría,  belleza interior, elegancia distinta y una sonrisa muy real, que le dice a todo el mundo que sabes lo que quieres, lo que tienes, lo que perdiste y lo que no vas a dejar escapar.
Lo que se pierde con el tiempo es la vergüenza. Lo que se gana es rapidez mental, palabras que salen solas y son tan sinceras que muchas veces sorprenden a tu oyente, pero les encanta. Saben que no mientes.
Y si te apetece, nos damos un paseo, de esos melancólicos, que nos lleven a cualquier rincón, directos al pasado y veremos de nuevo, que difícil nos parecía la vida, qué lágrimas malgastadas, qué disputas sin sentido.
Todos los rincones bien vividos, son recuerdos, merecedores de ser eternos en nuestra memoria y que de vez en cuando, nos permitamos adentrarnos en ellos, y pararnos a sonreir, porque lo que antes nos ponía tristes, ahora nos saca una ligera mueca irónica, símbolo de que nos resbalan muchas cosas, muchas que en su momento, tal vez, le dábamos una importancia inmerecida.
Y si te parece, vamos a querernos un poco, vamos a dejarnos llevar y ahora que nos conocemos mejor, sabemos lo que valemos y tenemos lo que queremos.
Lo que ganarás con el tiempo siempre serán ganas de no perder el tiempo con chiquilladas e ir al grano con las palabras. Ya no permites que se detenga el tiempo, sólo paralo tu cuando desees disfrutar de un instante, un determinado momento único que vale la pena saborear.
Y si te parece vamos a dejar de pensar y vamos a cerrar los ojos y pensar en que todo cuanto tenemos es un tesoro y no hay duda de que no debemos dejarlo escapar.
Publicar un comentario