martes, 12 de mayo de 2015

Piloto o copiloto

Me gusta sentarme frente al mar. Quedándome mirando largo rato, al horizonte, a la nada. Me aporta paz. Me despeja y a la vez me aleja de todo. Me acerca de nuevo al pasado, me hace sonreír y me da fuerza y pensamientos positivos para seguir. El pasado ayuda pero no es lo primordial, es la base de lo que hiciste y eso es lo importante, que lo hiciste, no lo dejaste pasar.
Me gusta relajarme frente al mar y pensar y escuchar una canción de amor o desamor, que para eso están, para acunarte en sus letras y darte confianza de que lo que sigues haciendo ya no es el pasado, es el presente y lo estas disfrutando, a tu manera, mejor o peor, pero ante todo no quedándote quieto/a.

He leido la noticia de la muerte, después de pasar por 3 cáncer, de un chico se 21 años, Albert López, exjugador de balonmano y creador del movimiento #viviracontracorriente. No conocía su historia y el deseaba quedar en la memoria, dejar huella y ahí esta escrito en su libro, y conseguido su objetivo, hacernos entender lo de siempre, que vida no hay más que una y tu decides como vivirla, pero ante todo "vivirla".
Me ha gustado mucho su teoría.
"Todos somos pilotos de nuestra vida y copilotos de la de los demás".

Por su huella dejada en el corazón de muchos, porque la vida es muy triste cuando piensas en que alguien tan joven ya se ha ido... y porque hay demasiada gente lamentándose por tonterías, va este post de hoy. DEP campeón!!!

Relájate. Mira al horizonte y respira.
Publicar un comentario