jueves, 4 de junio de 2015

Motivos

Buscando razones para quererte, me vienen a la mente motivos para no olvidarte. 
Encuentro recuerdos arrinconados y me dan fuerza, me sacan una sonrisa, me afianza un amor incuestionable.
Buscando razones para quererte, me viene a la mente el día que temblaba tu mano por mi. El día que fuimos agarrados de la mano y sentías orgullo, puede que nadie lo entienda, es igual, al final eso no es lo que cuenta. Lo único e irreprochable, que me quieres, que luchaste, que seguirás ahí siempre y que me antepones a todo.
Buscando razones para quererte, me culpo a mi misma por mi falta de sensibilidad, porque el solo hecho de tener que buscar razones ya me hace cruel, porque te quiero sí, porque me quieres y jamás lo dudé. Y aún así, la mente es vaga, las pesadillas son raras. Y siento con que me quedo con el peso de la balanza que más la hace bajar.
No busques las razones, no busques motivos. Te convierte en cruel, cuando no hay nada que entender.

Publicar un comentario