miércoles, 15 de julio de 2015

Mañana

No sabes que pasa hasta que pasa y lo coges, te subes y lo intentas.
Quieres un cambio, un sentido nuevo a todo.
Y quien quiera, que se suba, que te entienda. 
Que lo intente el no entenderte, que has cambiado y ahora nada callas y ahora no todo vale.

No subías, siempre callabas. 

No buscabas la pelea, ni siquiera el atrevimiento a defenderte y todo estaba muy oculto, casi muerto, pero estaba y te mataba y no lo veían, no lo intentaban. Sentarse a tu lado y no percibir que ni sonreias, que sólo llorabas.
Dormir a tu vera y no sentir que tus noches no eran noches, ya no eran nada.  

Disfrutar de tu tiempo. Añorar ciertos momentos. Sentir que deseas volver a vivirlos, pero es difícil expresar que ahora es otro momento y que subiste a otro tren y el que quiera que se suba, el que te ame que se una, y el que no, que se quite del medio y no hunda.

Publicar un comentario