viernes, 10 de junio de 2016

Indiferentes

Que grande aquel que sin ser nadie, se cree alguien y no molesta, ni insulta y respeta y hace que le respeten.
Que inmenso el día en el que las envidias e injusticias se vean enterradas entre toda la mierda que la gente muestra, a veces, con una simple mirada.
Que intenso el momento en el que uno mismo despierta y siente que ya nada importa, ni lo que digan, ni lo que piensen, ni lo que hagan.
Ya no afecta, así eres.
Quien te quiere, permanece.
Quien te acepta, te entiende.
Y tu con tus locuras, enloqueces.
Así son los días con sus noches y la gente que finalmente se acepta y lo comprende.
No vale la pena complicarse la existencia para entender que habrá actitudes incomprensibles. Ni permanecer indiferentes, ni querer ser los héroes.
Feliz vida siempre!!!

Publicar un comentario