lunes, 26 de diciembre de 2016

Alegría fingida

Cuentan por ahí . 
Dicen que dicen. 
Que es tiempo de encuentros. 
De emociones desmedidas, junto a los que más quieres. 
A los que admiras.
A quien está porque nunca se fué.
Cuentan las malas lenguas que es la infancia quien las vive.
Y los adultos quienes las disfrazan.
Yo creo que muchos callan.
Algunos hablan de lo que realmente representan estas fechas.
La palabra nostalgia llena las mentes de cualquiera. 
Los recuerdos de navidades pasadas.
Faltan caras. 
Era otra época, en las mismas fechas.
La mesa, tal vez el mantel y hasta la sopera serán eternas. 
Pero no las personas. 
Tú jamás serás igual. 
Año tras año cambiarás.
Hay quien le llama la magia de la Navidad.
Hay quien te sorprendería exponiéndolo como días de añoranza sin más.
Deseas, pero no regresarás a aquellos días en que tú eras el protagonista 
y ellos los que sonreían y esperaban tu cara de felicidad.
Lloras porque ya nada es igual. 
Y te secas las lágrimas. 
Sales maquillada. 
Comienza todo. 
Y ya deseas que llegue el día que se acabará.
Cantas porque es un complot: Feliz Navidad.
By Miriam Giménez Porcel
Publicar un comentario