martes, 13 de diciembre de 2016

Dos décimas de segundo


En dos décimas de segundos se consigue todo y nada.
Pasa tan rápido que el más valiente lo consigue y el cobarde se amedranta. 
El negativo se retracta y el positivo se recarga.
En dos décimas de segundos alguien rechaza una oportunidad. Y otro la alcanza.
En dos décimas de segundo, un si quiero lo dice todo y tal vez un adiós ya no dice nada.
Tal vez no sea creíble. Igual nadie piensa en ese insignificante tiempo. 
Pero yo lo medito. 
Yo beso en dos décimas de segundo. Y puedo sentir mucho más, que en diez minutos de besos.
Yo observo y retengo, lo necesario, justo para luego recordarlo y plasmarlo. 
Puedo caer y levantarme en algún momento. Y lo muestro, no me avergüenzo. Porque se que después regreso más fuerte, más llena de vida, para apreciar esto que cuento.
En dos décimas de segundos me miras, te miro y lo sabemos todo. 
Bastan solo dos décimas para comprender lo que dice una mirada. Lo que callan unos labios, lo que calma un abrazo.
Viviremos mucho, poco, todo o nada, porque si no sabemos percatarnos, aunque parezca una simplería, que eso es lo magnífico de la vida, el tiempo, lo estamos perdiendo. 
Deja de llenar la vida de cosas y llenála de momentos.
By Miriam Giménez Porcel. Para http://elpoderdelasletras.com/
Publicar un comentario