lunes, 13 de febrero de 2017

Camino del infierno

Existe un pedacito de cielo que me sigue esperando, aunque no crea merecerlo.
Confiere esa parcela mía el lugar eterno donde encontrar la calma que no conseguí en vida. 
Y si bien es cierto que a todos nos llega la hora y buscaremos la estela que nos avise, 
que nos de la ocasión de hacer una despedida digna. 
No tengo claro si deseo mi salida hacia arriba o hacia abajo. 
Si fui buena o un estropajo, que hizo cuanto quiso, nunca en vano. 
Que vivió cada segundo o malgastó cada pecado.
Nadie dijo que el infierno fuera malo.
Si lo eterno no es la vida, elijo un sitio tártaro, donde marchan los odiados, los despojos, aquellos que realmente han disfrutado.
Tal vez nadie lo admita pero creo no ser la única que buscará en la muerte lo que jamás encontró en vida.
Busca en tus demonios lo que no hallarás en esa alma limpia.
 
Publicar un comentario