lunes, 27 de noviembre de 2017

Gangas y saldos

No me vendo barato. 
Ni compro gangas y saldos.
Ladrón de pensamientos. 
Entraste sin ser llamado.
Y ahora que te fuiste, me quedaron las ganas.
De saber más.
Estudiarte y pensar.
Comenzar y acabar.
Para volver al mercado.
Buscando tesoros.
Que ya no encuentro,
porque a todos comparo.
Porque busco tus labios.
Esas manos que no cesaron.
No me vendo barato,
pero, ahora mismo,
me arrojaría al abismo
por volver a tus brazos.
Dime ahora ¿quién puede reparar?
Esto que siento.
Llegaste sin ser llamado.
Y te fuiste, una vez comprobado
que me dejabas rota en pedazos.
Ganaste mi juego.
El amor no se compra.
No se busca en el rastro.
By Miriam Giménez Porcel




 

No hay comentarios: