lunes, 15 de octubre de 2018

Dos besos


Que fácil era decir te quiero los meses de verano. Cuando las risas acompañaban al traqueteo de nuestros cuerpos y jadeos. Que distinto todo, al transcurrir el tiempo, cuando se acercaba septiembre y despedía las ganas, las promesas incumplidas, los sueños, solo en mi cabeza y tan lejos de la suya.
Me seco las lágrimas en octubre, mientras paseo ajena a los días que transcurren, sin prisa, con pausas eternas. Los parques, las plazas, traen recuerdos y me maldigo.
Hoy le pienso entre mis sábanas. Hoy le siento aun en mis piernas. Y es a otra a la que dedica una sonrisa en las mañanas.
Que difícil pasear el invierno, entre un paisaje de ensueño.
Que triste y traicionero lo observo. Y se que me insulto. Porque volverá a llegar el día del encuentro y caeré entre esos inmerecidos abrazos que tanto deseo.
By Miriam Giménez Porcel. Para: https://elpoderdelasletras.com/ 
Publicar un comentario