miércoles, 3 de abril de 2019

El corazón tiene memoria

Y sin saber ni cómo me encontré mirando aquellas fotografías y sacándome la traicionera lágrima que había rodado mejilla abajo.
Y sin saber ni cómo lo tuve claro todo en ese mismo instante en el que no llamaste, no llegaste, no insististe en luchar por algo que siempre supe grande.
No lo era. No lo somos. No lo eres.
By Míriam Giménez Porcel

No hay comentarios: